Niña de 13 años transmite su propia violación en vivo a través de Facebook


261

Las agresiones sexuales, la violencia doméstica y los intentos de asesinato se encuentran entre los delitos que se han capturado recientemente en los servicios de vídeo en directo. BuzzFeed News descubrió lo que parece un incidente de violación transmitido en tiempo real y les preguntó a las empresas que alojan este contenido qué significa esto para ellas.

El enlace en Periscope se titulaba “sexo en directo” y unos coloridos corazones, que indicaban que a la gente le gustaba el vídeo, inundaban la parte derecha de la pantalla. “A esta chica la están violando”, tuiteaba una estudiante de 20 años de Londres.

“Os lo ruego, vedlo completo”, añadió en otro tuit. “Hay un momento en el que la chica no quería más sexo y el tío le estaba diciendo: ‘una más’”.

El vídeo en directo en Periscope, compartido en Twitter el 30 de marzo, mostraba a tres hombres y una mujer jóvenes manteniendo relaciones sexuales en un dormitorio bien iluminado en Londres. Según aquellos que lo vieron, los hombres estaban completamente vestidos, mientras que la mujer solo estaba vestida en parte. Cuando uno de los hombres estaba teniendo relaciones sexuales con ella, se veía que los otros dos estaban mirando y grabando en sus teléfonos móviles y frecuentemente se les escuchaba riéndose o diciéndole a la chica lo que hacer.

Después de recibir el aviso de uno de los espectadores, BuzzFeed News encontró y entrevistó a 15 personas que habían visto el vídeo. Aunque compartieron el enlace en Twitter públicamente, todos estuvieron dispuestos a relatar lo que habían visto únicamente si sus declaraciones se mantenían anónimas.

“El vídeo fue muy popular, la reproducción la siguieron más de 2800 personas”, le dijo a BuzzFeed Noticias un estudiante de 18 años de Hackney, al este de Londres. “La gente invitaba constantemente a sus amigos a que lo vieran”.

Les llevó algún tiempo a algunos de los espectadores darse cuenta de que lo que estaban viendo era un delito serio: una violación.

Aunque la reproducción de vídeo en directo no es un fenómeno nuevo, la agresiva presión de las empresas de medios sociales para promocionar sus nuevas plataformas de vídeo en directo durante el último año (como Periscope, propiedad de Twitter, y más recientemente Facebook Live) han disparado su popularidad.

Pero el factor más atractivo de la reproducción en directo (contenido sin retocar simplemente pulsando un botón) es también su mayor amenaza: la incapacidad de las empresas para monitorizar el contenido en directo ha generado un nuevo conjunto de problemas graves de seguridad y privacidad para los usuarios. La libertad de reproducir en directo prácticamente cualquier cosa, desde cualquier lugar del mundo, ha puesto a las empresas de medios sociales en una difícil situación: ¿qué deberían hacer si se emite (o cuando se emita) un delito en directo en su plataforma?

A medida que avanzaba el vídeo en Periscope, se inundaba de comentarios. La gente ponía en duda la edad de los participantes (“parecen menores” y “están en 3º de la E. S. O.”) mientras que otros que decían reconocer a la chica empezaron a escribir su nombre, llamándola “zorra” y “guarra”.

Pero a medida que se unían miles de personas a la emisión en directo, cambió el estado de ánimo en el vídeo. Los espectadores dijeron que, al principio, la chica que aparecía en pantalla parecía ser cómplice; pero, cuando vio que los otros estaban grabando, les pidió que no lo hicieran. Los espectadores dicen que ella les dijo “no”, también que quería parar, y que “casi se la pasaban de unos a otros”.

“Me sentí impotente”, dijo a BuzzFeed Noticias una mujer de 19 años del oeste de Londres. “Al principio ella estaba de acuerdo, pero luego estaba claro que ya no quería estar allí. Todo lo que yo podía hacer era informar sobre ello y esperar. Me senté y miré cómo la gente hablaba sobre ello en Twitter, mientras la reproducción en directo seguía”.

Lo que diferencia al vídeo en directo del contenido pregrabado o fotografiado, y el motivo por el que podría decirse que tiene que tratarse de un modo diferente a otros contenidos, es que el espectador se encuentra implicado en el momento, de un modo u otro. Sus espectadores no son pasivos: puede que se sienten tras una pantalla en un país distinto, pero también tienen un sentido de la responsabilidad, incluso aunque carezcan de la capacidad de detener lo que está sucediendo ante sus ojos.

“La chica del vídeo dijo no y que no quería seguir teniendo sexo, pero el tío le estaba diciendo que siguiera”, dijo la estudiante de 20 años que tuiteó el enlace de Periscope describiéndolo como una violación. “Mucha gente no podía ver que era una violación porque los chicos no estaban sujetándola físicamente ni golpeándola”.

“Me enfadé más por el hecho de que mientras grababan estaban gritando ‘vamos a por los 2000 Me gusta’ y ‘Dadle un Me gusta’”, añadió.

Los espectadores del vídeo en directo estaban frustrados. Pensaban que, al marcarlo como inapropiado, podría haber algún modo de poder intervenir mientras se producía el aparente delito: quizá podrían alertar a las autoridades para pararlo.

Pero incluso después de haber finalizado la emisión, los espectadores horrorizados ante la imposibilidad de intervenir descubrieron que también había muy poco que pudieran hacer después de haber acabado.

Poco después de haber emitido el incidente, y tras muchos comentarios y tuits describiendo el vídeo como una violación, la persona que lo grabó eliminó su cuenta de Periscope, así como su cuenta de Twitter. Si un usuario borra un vídeo de Periscope antes de que pasen 24 horas tras su emisión, la empresa no guarda copia del vídeo. Eso quiere decir que ahora no hay registro de la emisión en directo en los servidores de Periscope, y por lo tanto si alguien quisiera llevar el caso ante la policía no habría evidencia en vídeo disponible.

Periscope le ha dicho en dos ocasiones a BuzzFeed News que por motivos de privacidad y seguridad no pueden comentar los casos individuales, y por lo tanto la empresa no podía confirmar si era consciente de la existencia de ese vídeo o si los usuarios les habían alertado del vídeo.

En cambio, su empresa matriz, Twitter, remitió a BuzzFeed a los términos y condiciones detallados en Periscope en lo referente a contenido inapropiado, gráfico o de spam. “Periscope trata sobre estar en el momento, conectado con una persona y un lugar”, dice. “Esta inmediatez fomenta la participación directa y sin filtrar en una historia a medida que se va desarrollando. Hay algunas directrices para que Periscope sea abierto y seguro. Divertíos y comportaos de forma decente los unos con los otros”.

La empresa afirma que le da a las fuerzas de seguridad la opción de hacer una “solicitud de revelación de emergencia” para acceder a vídeos relacionados con actividades delictivas, pero solo si hay una “emergencia urgente que implica el riesgo de muerte o de un daño físico grave a una persona y sobre la cual Twitter puede disponer de información necesaria para evitarla”. La violación y las agresiones sexuales no estaban listadas entre sus prioridades para solicitudes de emergencia.






Si te gustó dejanos un comentario

Comentarios:

【★】Los Videos Mas Populares de Fastviralvideos【★】